Liga a la página principal (Si hay Logo vertical)


¿Qué es la mecatrónica?

La Mecatrónica es una disciplina que surgió en los años 70 y se ubica en las fronteras de las diferentes especialidades de la Ingeniería. La Mecatrónica se define como la combinación sinergética de la Ingeniería Mecánica, Electrónica, Control Automático y Ciencias de la Información (Computación), orientada hacia el diseño y manufactura de sistemas y procesos electromecánicos inteligentes.

Originalmente, la palabra “Mechatronics” fue una marca registrada (trademark) acuñado en 1969 por el Ing. Tetsuro Mori de la empresa Yaskawa. La mecatrónica ha sido definida de varias maneras. Un consenso común es describir a la mecatrónica como una disciplina integradora, a través del diseño de ingeniería, de las áreas de mecánica, electrónica e informática con el objetivo de proporcionar mejores productos, servicios, procesos y sistemas. La mecatrónica no es, por tanto, una nueva rama de la ingeniería, sino un concepto recientemente desarrollado que enfatiza la necesidad de integración y de una interacción intensiva entre diferentes áreas de la ingeniería.

Kevin Craig propone la siguiente definición:

Mechatronics is the synergistic integration of physical systems, electronics, controls, and computers through the design process, from the very start of the design process, thus enabling complex decision making. Integration is the key element in mechatronic design as complexity has been transferred from the mechanical domain to the electronic and computer software domains.

Mechatronics is an evolutionary design development that demands horizontal integration among the various engineering disciplines as well as vertical integration between design and manufacturing. It is the best practice for synthesis by engineers driven by the needs of industry and human beings.

“La mecatrónica es la combinación sinérgica de los sistemas físicos, de la ingeniería mecánica de precisión, de la electrónica, del control automático y de las computadoras durante el proceso de diseño de productos y procesos, desde el propio comienzo del proceso de diseño, permitiendo así la toma de decisiones en ambientes complejos.”

Existen, claro está, otras versiones de esta definición, pero ésta claramente enfatiza que la mecatrónica está dirigida a las aplicaciones y al diseño.

Un sistema mecatrónico típico recoge señales, las procesa y, como salida, genera fuerzas y movimientos. Los sistemas mecánicos son entonces extendidos e integrados con sensores, microprocesadores y controladores. Los robots, las máquinas controladas digitalmente, los vehículos guiados automáticamente, las cámaras electrónicas, las máquinas de telefax y las fotocopiadoras pueden considerarse como productos mecatrónicos.

Al aplicar una filosofía de integración en el diseño de productos y sistemas se obtienen ventajas importantes como son mayor flexibilidad, versatilidad, nivel de “inteligencia” de los productos, seguridad y confiabilidad así como un bajo consumo de energía. Estas ventajas se traducen en un producto con más orientación hacia el usuario y que puede producirse rápidamente a un costo reducido.